Orígenes del Parlamento

Comparte este contenido

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

A propósito de la oferta que hace la Corporación Educativa en Línea TETRA con su innovador Diplomado: la Asamblea Nacional, el Derecho Parlamentario y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Los Consejos Legislativos de los Estados y el Parlamento Comunal, resulta oportuno desdibujar los orígenes históricos que dieron lugar a la conformación del Parlamento a nivel mundial y su influencia en el devenir de sociedades más justas, modernas y progresistas, en sintonía con los sistemas democráticos y constitucionalistas más representativos del planeta.

El Parlamento, en el sentido más amplio, puede ser definido como el órgano legislativo, representativo y colegiado de un Estado nacional, subnacional o supranacional, y en el sentido más ontológico, el parlamento puede ser definido como la cámara o asamblea legislativa, propia del sistema parlamentario, puede ser denominado también “congreso”, “cortes”, “asamblea”, entre otros.

El término «parlamento» define al cuerpo legislativo que identifica a la asamblea de representantes del pueblo de un Estado o región. Es importante destacar que el término con que se designa a la asamblea de los representantes populares deriva del francés parlement, vocablo que expresa la acción de parler (hablar). Un parlement es una charla o discurso, y por extensión, se aplica a la reunión de representantes del pueblo donde se discuten y resuelven los asuntos públicos.

El origen del Parlamento se remonta a las reuniones de los representantes de la nobleza, del clero y de las ciudades con derecho a ello que los Reyes europeos convocaban a fin de que aprobaran la imposición de gravámenes y derechos y trataran los negocios graves del Reino. Ello tiene su razón de ser en el principio comúnmente aceptado de que el Rey solo podía exigir tributos con el consentimiento de sus súbditos.

Las facultades de los parlamentos dependen de la constitución de cada Estado. En todos los casos ejercen el poder legislativo y la representación por excelencia de los diversos sectores que integran la sociedad. En los sistemas parlamentarios tienen importantes funciones ejecutivas, que a veces incluyen la elección o remoción del jefe de gobierno. ​

La primera convocatoria a un parlamento de la que se tenga constancia escrita fue la Asamblea de las Cortes efectuada por el Rey Alfonso IX de León (España) en 1188 y a la que más tarde se sumarían nuevas asambleas en 1202 y 1208, las cuales reunieron a los diferentes líderes de las familias de mayor abolengo que componían la sociedad de la época. En la curia regia del Reino de León se incorporaron elementos procedentes del estamento popular. Es interesante destacar que la convergencia de las distintas circunstancias de carácter socioeconómico que acompañaron estas convocatorias, permitió reconocer a la ciudad de León como el centro de lo que se consideró posteriormente como el primer parlamento europeo. ​

Paulatinamente, los representantes del Reino en estas asambleas fueron exigiendo concesiones, garantías y privilegios a cambio de autorizar los ingresos que paliaran las crisis que atravesaron las arcas reales por los gastos en que incurría la Corona para hacer frente a guerras y otras necesidades.

En países como Reino UnidoAustraliaIrlandaFrancia y Bélgica, el término «parlamento» ha quedado como genérico para designar a la asamblea de representantes del pueblo de un Estado o región. En España se le llama Cortes Generales, en los Países Bajos se le denomina Estados Generales, en Alemania es conocida como Bundestag o Consejo Federal, en Dinamarca se le denomina Folketing, en Suecia se llama Riksdag, en Finlandia Eduskunta y en Islandia Alþingi. En Rusia se le conoce como Duma, en Polonia como Sejm, en Ucrania como Rada y en Japón se le llama Dieta de Japón.

En Estados Unidos de América, siguiendo lo establecido en el Artículo Primero de su Constitución, el órgano en que reside el poder legislativo se denomina habitualmente Congreso (Congreso Nacional, Congreso de la Unión o Congreso General) y suele estar estructurado en cámaras, una de representantes o diputados y otra de senadores.

En el resto del mundo se dan indistintamente los términos parlamento o congreso, salvo en los países con tradición propia como Japón (donde se denomina Kokkai o Dieta) y en los antiguos órganos legislativos de los desaparecidos Estados soviéticos (Soviets supremos). También existen países de Latinoamérica y Europa donde se le conoce como Asamblea Nacional o Legislativa.

El parlamento comparte en todos los estados democráticos del mundo unas características generales, tanto en lo que se refiere a su naturaleza como a sus funciones, pero podemos decir que la característica principal que los identifica es que la elección de sus miembros es por la vía del sufragio universal, libre, directo y secreto de todos los habitantes que cumplan los requisitos establecidos en sus respectivas constituciones, además de poseer autonomía plena en lo que se refiere a su autorregulación, presupuesto y el estatus de sus miembros.

Entre las funciones fundamentales del parlamento, encontramos las siguientes: la elaboración y aprobación de las leyes, la aprobación del presupuesto nacional y la aprobación de los representantes en la gestión del Poder Ejecutivo y la fiscalización de las acciones del poder Ejecutivo.

El parlamento, en su lucha histórica contra los monarcas absolutos por la consecución del poder efectivo y el control del Estado, fue ganando una serie de privilegios y garantías que procuraban ofrecer un marco seguro para el ejercicio de sus funciones, hasta consagrarse constitucionalmente la inmunidad de los miembros del parlamento.

En el caso de Venezuela, la historia del Congreso Nacional como depositario del poder legislativo, se remonta al 2 de marzo de 1811, cuando se convierte en el Congreso más antiguo de América Latina. Posteriormente, el 5 de marzo este Congreso nombra un Triunvirato Ejecutivo compuesto por Cristóbal Mendoza, Juan Escalona y Baltasar Padrón, siendo Mendoza el primer Presidente de Venezuela, convocado para decidir la mejor clase de gobierno para el país mientras durará el cautiverio del Rey Fernando VII en manos de Napoleón. Durante las sesiones del Congreso surgió la idea de declarar la Independencia de España, concretándose el 5 de julio de 1811 con la posterior firma del Acta de Independencia, que desató la guerra con el Reino de España. El 4 de diciembre de ese mismo año, el Congreso promulga la primera Constitución Federal de Venezuela, y la que está vigente, fue aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente en el año 1999.

Suscríbete para recibir más Artículos como este

Sé diferente, eligenos.

Conoce que TETRA te ofrece

¿Quieres realizar el programa educativo que sueñas?

Solicítanos la información

×

!Hola!

Comunícate con nosotros en un solo clic.

×